pd6


Con una inversión superior a los 37 millones de euros, Assignia Infraestructuras fue la adjudicataria del tramo La Roca-Llinars del Vallès, de 9 kilómetros de longitud, en la provincia de Barcelona. Dentro de éste destaca un viaducto con una longitud de 594 metros dividido en dos tramos que salvan el río Mogent y la Autopista AP-7.


El primero tiene una longitud de 307 metros y una alineación curva de radio de 5.050 metros. Cuenta con cinco vanos y está formado por dos vigas metálicas de 1,60 metros de ancho, lo que supone un peso de estructura metálica de 2.800 toneladas. Por su parte, el segundo tramo tiene 287,80 metros de longitud e incluye un tablero de cajón monocelular de hormigón armado postensado. El volumen de hormigón del tablero es de 3.000 m3 para el que se han utilizado 550.000 kilos de hierro y 110.000 kilos de acero para postensado.


Estos viaductos se han ejecutado sin interrumpir el tráfico en la autopista A-7.


Junto a esta gran infraestructura, el tramo comprende otras actuaciones como son otros seis viaductos, una pérgola de 188 metros, cinco pasos superiores, tres inferiores y una veintena de obras de drenaje transversal. Esto ha supuesto una excavación de 1.500.000 m3 de tierra, la utilización de 56.500 m3 de hormigón y casi 7.000 toneladas de acero.